Yo te perdono

Al nacer se les hizo entrega de un collar llamado DIGNIDAD.. Ellas crecieron fuertes, decididas, perseverantes, con muchas dudas… la vida no les favoreció con una familia integrada.. A demás del amor de una madre trabajadora, su collar era todo lo que tenían..

El viaje parecía de aventura, -dicen q de ahí se ven los vólcanes- la tarde prometía ser divertida…  El lugar era todo lo prometido y mucho mas… la tarde fue genial, y convivieron con su nuevo amigo. La aventura había terminado y regresaban..

Todo estaba bien planificado, ellos los habían visto subir y estaban esperando. Los interceptaron cuando regresaban y los subieron a la montaña. Los ladrones los separaron a los tres… Supieron q algo no estaba bien. Él cuenta -como si no terminara de vivirlo- q recuerda el momento exacto cuando sus manos fueron separadas de sus amigas. Ellas gritaban su nombre y él… él no podía hacer nada… Estaba en el suelo con un arma en la cabeza, un zapato en la espalda y una frase constante q decía: si te movés te mato. Lo hubieras escuchado gritar: Dios donde estas? no recuerdo haber escuchado otra cosa… en su corazón pedía por ellas.. sabía q tomarían su collar… y lloró… porque eso no era justo, porque no podía hacer nada, porque las quería demasiado como para soportar eso, porque no era él y no ellas…

Ese momento fue eterno… Al fin estaban allí, sin su collar, lo noto en seguida… se abrazaron y lloraron… El odiaba todo, ellos aún estaban ahí. Entonces fue cuando lo escuchamos, jamas olvidaré ese momento, esas palabras… -“Yo te perdono”- dijeron ellas. y ellos se fueron…

Creo q aunque el golpe fue muy duro. ellas ganaron mas de lo que perdieron ese día… porque cuantos es su vida no han podido decir esas palabras???

Entonces entendí: La luz de Jesús resplandeció en ellas. Brillaron mas q cualquier collar ese día…

Anuncios