Declaración de Visión

Ser una Generación apasionada que refleje con su estilo de vida el modelo de Cristo: amándonos unos a otros, llenos del Espíritu Santo, anunciando el Evangelio, enseñando a cumplir su palabra y disponiendo la vida a su servicio.

Ser una Generación apasionada

Creo que hoy en día, nuestra generación y la generación siguiente, carece de motivos para luchar, para vivir. El postmodernismo trajo consigo muchas corrientes de pensamiento donde los ideales perdieron su valor, “lo que importa es sentirse bien,  hay que creer en algo mientras sea conveniente, si te hace sentir mal no lo hagas”… esos son los principios de hoy en día. De ahí que la juventud perdió su fuerza, nadie esta dispuesto a morir por una convicción… y esto a pasado incluso en la iglesia. Difícilmente encontraremos a otro Juan el Bautista que abra el camino al Mesías, a otro Pablo que recorra miles de km predicando el evangelio, un Daniel que decide no contaminarse, a un Esteban que prefiera ser apedreado antes de negar su fe.

Estoy seguro que uno veía a esos hombres y en sus ojos se podía ver el fuego del Espíritu Santo ardiendo intensamente.  El pecado no era una opción para ellos,  o estoy ungido o muero, era su lema.  Necesitamos arder asi de pasión por Cristo, que nuestra  sociedad de Jóvenes sea conocida por ser una Generación apasionada por buscar la estatura del Varón Perfecto.

Que Refleje con su estilo de vida el modelo de Cristo

Gálatas 4:19 es impresionante, Pablo escribe su más ardiente de deseo para quienes han escuchado el Evangelio a través de sus palabras: …Hasta que Cristo sea formado en vosotros.  Los jóvenes somos como una esponja que absorbe todo lo que ve. Necesitamos un modelo. Y si dentro de nuestro contexto (la Iglesia) no encontramos un marco de referencia digno de imitar, buscaremos en otro lugar. Los jóvenes de Cristo te Ama deben reflejar a Cristo con cada una de sus acciones. Porque cuando el mundo vea a uno de nuestros jóvenes, sabrá que Jesús habita en El. No importa la distancia a la que lo vean, a kilómetros se distinguirá que es uno de los seguidores de Cristo. Y entonces abra encontrado un modelo a seguir.

Amándonos unos a otros

Esta será la primera característica que la gente verá en un joven de Cristo te Ama. En una sociedad individualista que vela nada mas por su conveniencia, que no le importa lo que tenga que hacer para conseguir su sueño, donde lo importante es el YO y MIS sueños; en medio de toda esta filosofía barata hay una sociedad de jóvenes que practican la armonía. Ellos regresarían a levantar a uno de los suyos en medio de una carrera y que importa si para el mundo han perdido.  Si es necesario pondrían las manos al fuego por un amigo. De esta manera conocerán que son discípulos del Mesías.

Llenos del Espiritu Santo

Ellos no necesitan estar en un templo para adorar. La adoración es su estilo de vida, cada situación que se presenta es un buen motivo para adorar. Ven el cielo en la mañana y adoran, llueve y adoran, son bendecidos y adoran, están en pruebas y adoran.  De ves en cuando se les ve sentados observando el horizonte, el viento sopla y parecen perdidos en el tiempo… Adoran… ellos han tenido un acercamiento profundo con la tercera persona de la Santísima Trinidad, y a partir de ahí se convirtieron en adictos de su presencia. Su corazón rebosa de unción y el Espíritu Santo vive en ellos día tras día, guiando, exhortando, consolando, mostrando el camino hacia el Padre.

Anunciando el Evangelio

Cada célula de su cuerpo desborda una frase del Evangelio. Es imposible evitarlo, es que corre por su venas la noticia que cambio el rumbo de su existencia. Cada actitud ante cualquier circunstancia es un discurso del evangelio. No necesitan decirlo, pero cuando lo hacen. Oh si los escucharas, si solo con la mirada harían todo el trabajo. No necesitan decirlo pero cuando lo hacen sus palabras son como espada de dos filos que penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos. La gente cambia al escucharlos hablar. Cada parte de ellos lo anuncia, lo grita, lo predica, lo describe. Y todo aquel que los ve, los escucha, los toca, percibe la fuerza y el poder del Evangelio.

Enseñando a cumplir su palabra

Un joven de Cristo te Ama puede que no haya estudiado pedagogía pero sabe enseñar. Sobre todo porque uno lo escucha decir, ven te enseñare: esto es asi, asi, asi… te mostrare como hacerlo, ¿ves como lo hago?, bien, hagámoslo juntos. Descubrió que la palabra se enseña en tres faces: Conocimientos, Convicciones y Conductas. A veces no es que diga mucho o que lo diga bien, es cuando se le ve hacerlo. Si, es ahí donde todo el mundo aprende. Ah pero para hacerlo bien, el mismo es ejemplo de búsqueda de las verdades bíblicas y cuando encuentra una la pone en practica y entonces la enseña. Su pasión es conocer mas de este ser Supremo que se desborda de tanto amor para la humanidad, por eso nunca faltan los devocionales en su vida. Y todo el que le conoce es contagiado de esa pasión…

Disponiendo la vida a su servicio

Nada tiene sentido, nada valdría la pena… si su vida no estuviera en sus manos.  Un día dispuso enlistarse para luchar en los escuadrones del reino, y dar paso atrás nunca estará entre sus opciones. No importa lo que tenga que hacer, lo hará. Conoce la necesidad, sabe que la mies es mucha y los obreros pocos. Sus dones y talentos están al servicio del Rey de reyes y Señor de señores. Su gozo es habitar en su presencia y contemplar su Santidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s