Exposición Campamento “Completos, 100% cristianos 100% Universitarios”

Imagen

GEU, abril de 2014

Por Axel Suquen Saquec

Ananías, Misael y Azarías, habitando en un país que conquisto el de ellos, bajo la presión completa de un sistema, son un ejemplo de espiritualidad y vitalidad en medio de la adversidad. Ellos no fueron doblegados a pesar de tener todo en su contra, no están ni siquiera en donde hubieran deseado. Ellos podrían pensar; -Dios no es bueno con nosotros-, ya que fueron forzados e inmigrar, sin embargo, por su radicalidad, son un ejemplo para el mundo entero, en cualquier generación que lo desee.

Doy gracias a Dios por el Grupo Evangélico Universitario (GEU), en él aprendí a caminar con Dios en la vida cotidiana, ser un profesional del Reino de Dios, vivir en dependencia y confiar plenamente den su amor y poder.

Daniel  3:1-30

En el primer versículo impresiona el tamaño y la ubicación estratégica de la estatua de oro, era posible verlo desde varios puntos de la ciudad. Su brillo, cuando le pegaba el sol, seguro que era impresionante y uno se pregunta; ¿Por qué será que los reyes del pasado tenían esta práctica?

Me ayudé de las reflexiones de un estudioso y experto en el espíritu del mensaje de los profetas hebreos; Abraham Joshua Heschel, él vivió en el siglo pasado y aportó un mensaje que transformó su contexto. Su logro fue exponer el espíritu del mensaje de los profetas, no el contenido. Sus libros más conocidos se llaman “Los profetas”. Él dice sobre esta actitud: “El pecado tiene su raíz en la dureza, rigidez o terquedad del corazón. Permanecer insensible significa estar ciego a la presencia de Dios en el mundo, ciego a –gloria de su majestuosidad- (Is. 2:21) Esta ceguera resulta en orgullo, altivez y arrogancia.

Usando esta referencia podría decirse que los reyes del pasado deseaban ser adorados porque eran unos ciegos a la presencia del Dios verdadero, debido a la dureza de su corazón, como dijo Jesús: ciegos guiando a otros ciegos. Más Dios siempre tiene personas con capacidad de verle, ¿En este caso? Ananías, Misael y Azarías, por su fe en Dios, tenían otra cosmovisión del mundo y la historia, y por eso hicieron una diferencia.

Ellos eran funcionarios, tenían sus privilegios sociales, económicos y políticos, ellos debían elegir si preferían conservar sus privilegios y sus comodidades, ó, ser fieles a su fe en Dios.

En el versículo 8, el texto no está muy claro y no dice cuanto tiempo transcurrió entre la dedicación y la acusación. Lo que dice es que cada vez que escuchaban tocar los instrumentos musicales debían postrarse en tierra y adorar la estatua de oro. Pudo ser algo recurrente, incluso cotidiano, adorar la estatua cada día, quizá tres veces al día, no lo dice el texto, y en cada ocasión estos tres debían decidir qué hacer, sus vidas corrían peligro. Esto los preparó, reafirmó su fe, posiblemente se preguntaron y estudiaron cómo Dios había actuado en el pasado, fueron preparándose para lo porvenir. Imagino que también oraban y ayunaban porque la amenaza pesaba sobre sus vidas, la amenaza era directa y precisa y debían prepararse para todo, ellos no eran ingenuos, sabían qué les venía.

Ellos fueron radicales porque no podían ser de otro modo, Jesús en Mateo7:17-18 (NVI) dijo: Del mismo modo, todo árbol bueno da fruto bueno, pero el árbol malo da fruto malo.  Un árbol bueno no puede dar fruto malo y un árbol malo no puede dar fruto bueno.

“No puede”, significa eso; no puede. Es la incapacidad de actuar de otro modo. Cuando el Espíritu de Dios entra en nuestras vidas cambiamos, no por elección sino por la nueva naturaleza que recibimos por la gracia de Dios. Ellos son un ejemplo de un verdadero discípulo, ellos fueron consecuentes porque no podían actuar de otro modo.

La dedicación incluyó un concierto de alabanza, según los versículos 4-8. Los instrumentos son  mencionados más de una vez, era un dios que espera fiestas de alabanza y adoración. ¿Cómo entendían Azarías, Ananías y Misael la alabanza a su Dios? Abraham Heschel nos ayuda nuevamente: “Los profetas ponían en duda el derecho del hombre de rendir culto mediante ofrendas y canciones, y sostenían que la forma primordial de servir a Dios es por medio del amor, la justicia y la rectitud”.

“Los hombres no pueden ahogar el llanto de los oprimidos con el sonido de los himnos, ni sobornar a Dios con grandes ofrendas”

“Los profetas denigraban el culto cuando se lo consideraba un sustituto dela rectitud”.

Excepto estos tres, aparentemente todo mundo estaba de acuerdo en que debían hacer lo que el mandato del rey dictaba, seguro que la amenaza era latente y suficiente para inclinar a cualquiera, pero no a estos tres.

Heschel comenta: “…en lo profundo de nuestros corazones está la tentación de adorar lo imponente, lo ilustre, lo ostentoso”.

Los que acusaban a los jóvenes según el versículo 12, tenían un interés político y económico, se trata de gente envidiosa y posiblemente afectada por la calidad del trabajo de ellos. Cuando decidimos vivir según el proyecto de Dios, generalmente afectamos los intereses de otros, quienes se aprovechan del sistema y buscarán estrategias para eliminarnos, como en este caso. Jesús nos advierte en Mateo 10:16 (NVI) “Los envío como ovejas en medio de lobos. Por tanto, sean astutos como serpientes y sencillos como palomas”.

En los versículos 13 al 15 el rey se enoja, todo el poder político y militar en contra de ellos, abandonados a su suerte. El rey muestra su justicia aparente porque les da otra oportunidad, “si postrados me adoraren, yo no les haré daño”. Esto me recuerda al diablo haciendo una propuesta similar a Jesús (Mateo 4:9).

El rey-dios se altera al escuchar la osadía de estos jóvenes y quiere aplicar su ley, la respuesta de los tres es reveladora. Ellos ya estaban preparados para responder, tranquilamente, sin discusión, le dicen al rey en el versículo 16: “no necesitamos darte una respuesta”, y luego –muestran como conocían a Dios, sólo un nivel de conocimiento  prístino de Dios puede articular esta respuesta ante la adversidad. Se trata de un conocimiento personal, íntimo… ellos dicen: “Si nuestro Dios, al que servimos, quiere salvarnos del horno ardiente y de tu mano, nos salvará. Pero si no lo quiere, has de saber que no serviremos a tus dioses”…

Ellos para nada fueron triunfalistas, no dijeron; “en el nombre de Jesús declaro” o algo parecido, simplemente, si Dios quiere, va a pasar lo que él diga, pero podría no querer. Ellos no tenían certeza de algún hecho en particular, lo que ellos sí conocían, es a un Dios que actúa justamente, de eso si estaban absolutamente claros y seguros.

Heschel, sobre esta actitud dice:

“La gente piensa que ser justo es una virtud que merece honores y recompensas; que al hacer justicia se confiere un favor a la sociedad. Nadie espera recibir una recompensa por el hábito de respirar. La justicia es tan necesaria como la respiración, y una ocupación constante”.

La obra de Cristo en la cruz, ahora nos capacita para conocer al Padre de esta forma, personal, íntima, cercana. Nos da potestad de ser hijos de Dios, salvos del pecado y la muerte, y nos hace aptos para ser parte de su Reino, llamados a servir con él, como dice Heschel: “El universo fue completado. La gran obra maestra aun no acabada, todavía en proceso de creación, es la historia. Para realizar sus grandes designios Dios necesita la ayuda del hombre. Este es y tiene el instrumento de Dios, y puede usarlo en consonancia con su gran designio o no. La vida es barro, y la rectitud el molde en el cual Dios quiere dar forma a la historia. Pero los seres humanos, en lugar de modelar el barro, deforman el molde”. Y añade: “…en realidad, a Dios se le describe como reflexionando sobre la situación del hombre, más que contemplando ideas eternas. Su preocupación es el hombre, la realidad concreta de la historia más que los problemas eternos del pensamiento”.

Conozco centros de estudios teológicos enseñando a sus alumnos a contemplar ideas eternas sobre Dios, incluso pueden hacer cálculos matemáticos sobre Dios y la historia, ellos ya saben todo, y están –seguros- sin contaminarse con el mundo. Entienden poco sobre la realidad, porque les interesa poco, la realidad concreta de los hombres, la situación económica, política y social no la entienden, porque esto según dicen, no pude ser interés de Dios. Esto puede ser una tentación para el Grupo Evangélico Universitario (GEU), cuídense de esta teología y que la teología del GEU sea de caminantes y poderosos en Dios, como la vemos en el ejemplo de estos jóvenes.

Sobre este tema el apóstol Pablo escribe en Colosenses 1:20 (NVI) “…y por medio de él, reconciliar consigo todas las cosas, tanto las que están en la tierra como las que están en el cielo, haciendo la paz mediante la sangre que derramó en la cruz”.

El rey se enoja mucho y manda a calentar siete veces más el horno de fuego, envía de inmediato a los jóvenes al horno, los que hacen la tarea mueren, y ellos caen para morir también. Sin embargo, repentinamente, un ángel de Dios viene y los protege, como si les estuviera esperando adentro. ¿Cómo habrá sido esa experiencia para ellos? ¿Vivir una experiencia poderosa como esta?… sin embargo, esta experiencia no hubiera sido posible si ellos no hubieran sido radicales con su actitud. Solo al final del proceso se puede ver la mano poderosa de Dios, el rey se sorprende y los llama, ellos salen sin ninguna quemadura, ni olor a quemado, es una protección integral, total y efectiva.

Jesús respondiendo un cuestionamiento de los saduceos en Mateo 22:29 dijo: “Ustedes andan equivocados porque desconocen las Escrituras y el poder de Dios”.

Podemos comprender cuán importante es conocer la Palabra, pero también el poder de Dios, ellos debían conocer ambas, por eso a pesar de que fueron probados con fuego, salieron victoriosos.

Si una de estas te falta debes recordar que esto ha sido lo único que ha permanecido en la historia, las teorías y las modas han pasado pero la Palabra y el poder de Dios no,  y como aprendemos de este pasaje, solo se puede experimentar en el camino, es decir, en la universidad, en la casa, en la privacidad de cada día, en la internet y redes sociales. No es una experiencia religiosa, no es moralina como dice Arjona (moralina: f. Moralidad superficial o falsa) sino un estilo de vida, ya que es una nueva naturaleza y la manifestación del poder de Dios en asuntos concretos de la vida, es algo lógico, nada contrario a la razón, 100% cristianos, 100% universitarios.

Pablo, otro referente del nuevo testamento dijo en Romanos 1:16(NVI)

“A la verdad, no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos primeramente, pero también de los gentiles”.

En toda la biblia podemos conocer muchas experiencias del gran poder de Dios, pero este es el más grande; habernos hecho salvos de una vida de pecado, sin sentido y esclavos del sistema, o de nosotros mismos, y finalmente, libres del infierno eterno.

Dios es poderoso y quiere compartirlo con nosotros, sin discriminación alguna, él no tiene favoritos. Los colegas funcionarios del rey vienen y admiran a estos tres jóvenes, y el rey dice una alabanza al Dios verdadero, él sabe que su estatua no tiene poder, que es un ciego guiando a otros ciegos, pobre rey.

Ananías, Misael y Azarías son ascendidos en sus puestos públicos, pero ellos no eran más felices por esto, ya que ellos tal como comenta Heschel, “no buscaban el aplauso del sistema. Clamaban por justicia, honestidad, misericordia y amor”.

 

Leyendo a la periodista Carol Zardetto en su columna en el Periódico del día 28 de marzo de 2014, me llamó la atención los siguientes fragmentos que quiero compartir con ustedes, pues expresa de forma clara la realidad del dios actual, que ni siquiera necesita un horno de fuego, ni obligar a nadie, y que está arrastrando a multitudes, incluso a la iglesia con su teología de la prosperidad.

Ella dice: <<Y es que la formulación mitológica no es un asunto de los pueblos primigenios, sustituida con eficiencia por la narrativa científica. Nada más falso. La formulación mitológica es un permanente quehacer humano. Lo que sí pasa es que el contexto vital transforma lo que se considera sagrado en cada cultura y época>>.

Y, ¿De qué se trata el cielo para la mitología contemporánea?

<<Alimentados por un juego astuto de falacias salidas de la boca “del mercado”, ese gran “Dios” que los ideólogos llaman “infalible”, los pequeños seres humanos sueñan con un cielo donde la posibilidad del consumo es ilimitada. Sí… nada de las estúpidas restricciones de la pobreza o de la mediocridad de la pequeña burguesía. “Tus sueños deben ser grandes”, nos gritan al oído miles de mercaderes. Perderse en esa espiral de consumo infinito es el gran sueño: poseer no un carro, sino todos los carros que la imaginación pueda gestar; poseer no una mujer, sino mujeres infinitas convertidas también en objetos. Casas hiperbólicas, inmensas cantidades de cosas: motos de agua, helicópteros, palos de golf, yates, siempre y cuando lleven implícito el sello de que su poseedor es un triunfador. Sí… al final del tortuoso camino del consumo lo que espera es algo intangible y elusivo. Se llama “Éxito”>>.

<<Lo curioso del consumo infinito es que nunca sacia… nos enseña que la fijación del consumo es solamente eso: una fijación mecánica de una mente estéril. Es extraño cómo los ricos y poderosos se parecen tanto a los paupérrimos: están condenados al hambre>>.

Ustedes están en la universidad, y deben elegir a quien servir, sinceramente, ¿A quién sirven ahora? Un ejercicio es preguntarnos ¿Por qué vine yo a la U? ¿Qué vine a buscar? ¿Cuál es mi meta después de graduarme? Y ¿En qué invertiré todas mis fuerzas y nuevas habilidades?

En el GEU, deberán dar sus primeros frutos, de otro modo, será imposible que lo hagan después. Jesús dijo en Mateo 6:24(NVI)

“nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas. También encontramos en Lucas 8:14(NVI) “La parte que cayó entre espinos son los que oyen, pero, con el correr del tiempo, los ahogan las preocupaciones, las riquezas y los placeres de esta vida, y no maduran”.

Tu corazón solo tiene dos opciones, o estudias para servir al Rey que es Cristo, y sus proyectos, o estudias y te haces profesional para servir a las riquezas.

En el primer caso, seguro tendrás que pasar por fuego, pero conocerás la Palabra y verás el poder de Dios en tu vida, y nunca estarás solo, serás diligente y afectarás la historia de tu contexto. Algunos desearán aprovecharse de vos, te van a criticar, incluso tus seres queridos, serás extraño por tu estilo de vida con rectitud, y los bienes materiales te serán dados por añadidura, podrán ser abundantes o no, pero la promesa del Señor es que vos y tu cimiente nunca mendigarán pan.

En el segundo caso tendrás mucha plata y todas las cosas que querrás, pero como leímos de la periodista Zardetto: “Es extraño como los ricos y poderosos se parecen tanto a los paupérrimos, están condenados al hambre”

Elige bien y vive la vida plena que Dios quiere para ti.

Si estos tres jóvenes pudieron hacer un impacto en un país que no era el propio y eran unos pocos, ¿Cuánto deberíamos hacer nosotros por nuestro propio país, siendo el número que somos?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s