De la comunicación, la distancia, facebook y yo…

Imagen

En mi trato con las personas tengo una escena un poco distante y separada, no sé porque lo hice, pero me propuse no hablar durante una semana. Y hablé, pero muy muy poco. También recuerdo un conflicto que tuve, no sabía si tratar de usted, o de tu, o de vos.

Y recuerdo -muy a lo lejos-, la primera vez que me encontré con la realidad de la distancia. Estábamos jugando frente a la iglesia con unos amigos, éramos niños, y una vecina joven se unió al juego y nos enseñó uno que tenía que ver con países, ya no recuerdo cómo se jugaba exactamente, pero debíamos elegir el nombre de un país. Ella se llamó Francia. Luego nos contó que ese era su país, la llamamos así siempre. Jugamos muchas veces con ella. Hasta que se fue. Y no supimos más de ella.

Ante la distancia recuerdo que escribí algunas cartas. Sobre todo para despedirme de alguien. También recuerdo mis primeras tarjetas expresando mis sentimientos. Creo nunca fui bueno, pero me esforzaba con los detalles.

Recuerdo también cuando descubrí el teléfono e hice mis primeras llamadas. En ese entonces me debatía si saludar con un “hola” un “aló” o un “qué onda”…

Antes no habían llamadas gratis a teléfonos claro mucha, que lata, pero yo no lo sabía, y además para mí todo era gratis. ¡Cómo disfruté el teléfono!
Recuerdo mi primera llamada de una hora. Por su puesto para mí era genial. Para mis papas no.
Con decirles que mi papá decidió quitar el teléfono.

Pero claro, me compré mi primer celular. Era un Qualcom de esos baratos que antes no eran tan baratos como ahora. Creo que me gustaba mucho hablar por teléfono. Y creo que hubo un tiempo en el que recibía muchas llamadas. Hasta me dio nostalgia escribir esto último. Haha
También recuerdo cuando llegaron los mensajes de voz. ¡Hice tantas averías con eso! Desde bromas hasta un detalle súper romántico en una ocasión. ¡Luego los mensajes de texto!
¡Alagran! ¡Y yo que estaba descubriendo la lectura y escritura! Me gustó mucho. Encontré formas de enviar mensajes a más de una persona a la vez, a través de una página en internet. Enviaba mensajes todos los días. ¡Muchos mensajes! Tengo que admitir, humildemente, que hice suspirar a algunas niñas con mis mensajes. Jajaja  Tenía mi política; nunca reenviar mensajes. Debía crearlos.

Lo siguiente fue el correo junto con el messenger. Creo que hasta me enamoré una vez ahí. jajaja Me encantaba escribir, y leer a alguien, recién me detuve a revisar mi correo y me encontré largos correos súper chistosos ahora.

Luego llegó el Hi5. Recuerdo poco de esto. Mi entrada al Facebook no fue muy entusiasta. No me gustaba, bueno, supongo que era porque para mí representaba ir a un café internet para revisarlo. Pero cuando tuve internet en casa la cosa cambió. Fue progresivo. Poco a poco tenía más amigos, amigos distantes ahora estaban ahí, vecinos, ex compañeros, recién conocidos, alumnos, ex alumnos, maestros, y luego todo el mundo estaba ahí, todo el mundo, la posibilidad de hablar con tantas personas al mismo tiempo!! Poco a poco las notificaciones fueron más y los mensajes también. Hasta llegar a este momento. Hoy, hay fotos, vídeos, eventos importantes, grupos de trabajo en la universidad, grupos de intereses en común… Etc. Etc.

Puedo estar en cualquier parte del mundo, y si tengo internet, enviar un mensaje que en segundos es leído por todos. Y lo más importante, es que ahí, en esta red, están muchas personas que son significativas para mí. Muchas.

El sábado pasado en el camino a Zaragoza por alguna razón pensé en esto, en el mensaje instantáneo, en la posibilidad de escribir todo lo que siento en el momento justo que lo siento, y como todos pueden saberlo, todos. Luego pensé en la dinámica de las cartas que vi en algunas películas y quizá leí en algunos libros. ¡Cuánto tiempo tardaban en llegar! Entonces pensé en el tiempo y como éste ayuda a madurar un pensamiento, un sentimiento. Descubrí que uno siente muchas cosas y piensa muchas cosas y con el mensaje instantáneo se van algunos pensamientos que no deberían irse. Que necesitamos madurar ideas, pensar respuestas, tal vez la espera sea algo bueno, ¿Me explico?
También me cuestioné la posibilidad de expresarlo todo mediante las letras. No estoy seguro de que las letras deberían sustituir la conversación cara a cara. A mí se me hace más fácil expresarme con letras, ahí me siento seguro. Pero las letras no pueden expresarlo todo, no pueden transmitir una expresión del rostro que es todo un lenguaje, y seamos honestos, los emoticones no logran mucho. La palabra hablada también tiene sus matices que comunican muchas cosas. La voz de una persona dice muchas más cosas que las palabras que comunica.

En los últimos días estuve haciendo algo como un ejercicio para recordarme que estaba en mi cuarto mientras estaba en Facebook. Luego de estar un tiempo ahí, volteaba al rededor y miraba mi cuarto, las paredes, mi cama, mi ropero, la silla, el escritorio y me decía, en realidad estoy solo.

Mis papas siempre se enojaban conmigo porque mis amigos de la cuadra y de la iglesia me llegaban a buscar demasiado. Ahora mis papas se enojan porque estoy ausente incluso en la mesa cuando voy a comer.

El Facebook me sobrepasó. ¿Ha cuantas personas podré tener como amigos si después de cada evento hay tantos a quienes querés agregar?

Si, el Facebook me sobrepaso, es que también, además, yo soy de esos que se meten al perfil de la chica esa que te roba los suspiros para ver sus fotos y seguir suspirando. Soy de esos que repasan las conversaciones anteriores, soy de los que esperan con ansias un like en particular y un inbox que tarda un poquito en llegar. Soy de los que leen todo lo que ella publica, soy de los que escriben algo y lo borra pensando que quizá, ya escribí demasiado.

Yo soy de los que se alegra cuando su estado se vuelve popular porque todo mundo le da like. Soy de los que piensa qué escribir.

Entonces, tal vez esto es muy intenso.

Es que borramos las distancias, y estamos, a la vez que no estamos. Todas las personas que valoramos están ahí. Esa es la razón de nuestro tiempo en Facebook. Cada conversación y cada vida. Sólo las personas que queremos están ahí. Descartamos a todos los demás que forman parte de nuestra realidad inmediata. Nos mudamos a las redes, tanto así que estamos en la sala de nuestras casas junto con nuestras familias pero conversamos con alguien de otro lugar distante.

 

Estoy considerando que la distancia es buena. Que perder el contacto está bien. Que nuestras vidas deben de seguir, porque, ahora recordé mi primera frase filosófica, (sino es mía disculpen, pero en su momento fue un descubrimiento para mi) -vayas a donde vayas ahí estarás-… ¡Cómo me reí al decir esto! No imaginé que hoy me serviría, lo que sucede es que hoy vamos a donde vamos, pero muchas veces no estamos ahí. Quizá necesitamos regresar a donde estamos, y abrir los ojos nuevamente para compartir con quienes estamos.

 

Tal vez, sólo sea mi percepción de las cosas. Tal vez solo sea que yo extraño las voces de las personas que quiero. Tal vez, sólo sea que yo me he dejado llevar por la oportunidad de enviar un mensaje instantáneo y he dicho cosas que no debía. Tal vez solo sea que he descubierto ahora lo mucho disfruto una conversación frente a frente.

El asunto es que estoy considerando mudarme de nuevo a mi realidad y dejar de usar Facebook como un medio social para relacionarme con las personas que quiero, y regresar a las conversaciones frente a frente, a los cafecitos o los helados, a las llamadas quizá, al skype posiblemente,  a la imposibilidad de comunicarme con alguien a quien aprecio, por la distancia, y entonces disfrutar al máximo cuando por fin se dé la oportunidad de verle de nuevo. Tal vez solo sea que extraño algunas cosas. Tal vez, sólo me descubrí solitario en mi cuarto, tratando de sentirme acompañado. Tal vez,  al final, es fácil estar acompañado aquí, porque mis inseguridades no se perciben, porque aquí,  soy justo lo que quiero publicar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s