Del primer eclipse

Confundido el sol

por el repentino acercamiento de la luna,

en el primer eclipse.

Pensó para sí;

quizá sólo necesito espacio,

nervioso de verse vulnerable.

La luna,

que interpretó tal semblante,

distante en la cercanía,

desbordando ella  en sentimientos también;

por estar frente a frente,

por percibir esa confusión  más que emoción,

guardó silencio, pensando en su interior:

Ojalá supieras sol,

que existen fuerzas más grandes que la propia voluntad,

que impulsan nuestros caminos formando distancias…

por lo que, muy extrañamente

tendremos un momento como este,

para estar así de frente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s