La entrega

Estoy respirando un deseo profundo.
Palpitando un anhelo que llevo en mi ser.
Es un mar que me abraza
y me envuelve completo.

Cierro los ojos
y puedo palpar lo que pasa,
y pasa que el aire me falta.

Suspiro intentando llenar
tanto espacio en el pecho.
Y me falta.
Y me sobra.

Quiero gritar de emociones.
Quiero saltar al vacío
que se llena en amor
y rebalsa en pasión.
Estoy a la orilla de un río
que promete la vida.

Entonces me asusta perder
y me aferro al deseo,
hay un fuego aquí adentro.
Es quizá lo más puro que tengo.
Lo más elevado que puedo entregar.

Por eso lo traigo Señor de la vida.
Por eso me cuesta soltar,
aquí esta lo que me hace feliz,
contiene mi tiempo y mi fuerza.

Aquí te lo entrego.
Porque mi gran fortaleza eres tú,
porque mi sueño más grande eres tú,
porque no sabría que hacer
con la intensidad de un amor
si me falta tu aliento.

¿Cómo amar si me faltas Amor?
Sólo tú mi Dios.
Aquí está, aquí estoy.
Aquí te lo entrego.
Aquí me doy por completo.
Así te lo entrego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s