Atención 

La atención es una virtud de quién a comprendido que todo tiene su tiempo. Y ha distinguido entre todos los tiempos, el tiempo que corresponde ahora. 
No es fácil concentrarse con una mente ágil, que tiene la capacidad de ir de un lugar a otro, de un tiempo a otro. Se puede estar aquí, y la mente allá. Se puede estar presente y ausente en solo momento. Se puede estar en el ahora, en antes o el después. 
Uno debe entonces, asegurarse, de vivir estando allí, donde se está presente. Bajo esta perspectiva la presencia de uno, la atención, se convierte en un esfuerzo de encaminar no sólo el cuerpo, sino llevar consigo el alma y el espíritu. 

Es difícil concentrarse con un corazón inquieto que lleva a la mente tan lejos como siente. Quién puede, por ejemplo, estar presente, cuando hay tristeza en el alma… El cuerpo puede, la mente está distante, la atención difusa… 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s